Aomori /Sapporo. Parte 2 adiós Japón.

IMG_20180205_123455776

Hirosaki, Prefectura de Aomori

Antes de tomar camino de regreso hacia Sapporo hicimos una pequeña parada en Hirosaki para ver su castillo, del que habíamos leído bastantes recomendaciones. Teníamos el tiempo escaso y solo contábamos con dos horas para conocer un poco del pueblo, así que trazando muy bien la ruta, nos fuimos a pie, que, con la cantidad de nieve que había caído era casi para practicar nuestras habilidades patinando.

La nieve daba mucho encanto al camino y una vez llegamos al castillo vimos que lo habían movido de lugar… Así, como lo leen, habían movido el castillo unos treinta metros para poder hacer restauraciones en la muralla sobre la cual reposaba. Me imagino el momento en que se realizó el movimiento:

¡Hey, ustedes cinco!, ¿Me ayudan a mover el castillo 30 metros para allá? Es que hay que apuntalar la muralla.

Ok, probablemente no fue así.

El acceso al castillo está cerrado en invierno pero la vista desde fuera hizo que valiera la pena la desviación y la caminata. Este castillo originalmente construido en 1611, destruido (para variar) por un incendio, fue reconstruido en 1810, siendo esta reconstrucción la que aún vemos en pie, es una poesía arquitectónica que ha hecho detenerse el tiempo. Mientras caen los copos de nieve nos sentamos asombrados a mirar el castillo hasta que el frío nos permite seguir disfrutando. Aún nos queda otra parada de camino al tren.

Una hermosa estupa de cinco pisos.

Ahora si, nos encaminamos de vuelta a Sapporo, donde seis horas después estaremos caminando a nuestro nuevo hogar temporal.

Sapporo 2.0

Si han leído este blog desde el inicio sabrán que la idea de asistir al festival de nieve en Sapporo se convirtió en una especie de fijación que casi se frustra hace unos días por no enterarnos bien de las fechas completas del festival (si no han leído todo el blog deberían).

Muchos kilómetros después de haber salido de Sapporo a Aomori nos encontrábamos de regreso para (ahora sí) disfrutar al cien porciento el festival de nieve.

Sandy consiguió un hotel en el barrio de Susukino, una de las sedes del festival y cuya calle principal se convirtió en un escaparate de esculturas talladas en hielo. Al llegar con nuestros enormes backpacks ya podíamos ver las multitudes amontonándose para ver el hielo en decenas de expresiones.

Esto comenzaba a pintar muy bien y ni siquiera habíamos llegado a dejar nuestras maletas al hotel.

Obviamente, una vez que dejamos nuestra carga, salimos corriendo del hotel a ver si podíamos echar un vistazo a las grandes esculturas de nieve en el parque Odori, pero por la hora solo vimos unos segundos del espectáculo de luces de Final Fantasy XIV y se apagó todo. ¿De que hablo?

Vamos por partes.

Siguiente día.

Por la mañana nos dirigimos al parque Odori a ver las magnas esculturas de nieve del Sapporo Yuki Matsuri (festival de nieve de Sapporo), este escenario es el principal y su atracción principal era una escultura con el tema de Final fantasy XIV que contaba con espectáculo de luz y sonido. Nada mal.

Además de la mencionada escultura, son de resaltar la réplica de la catedral de Estocolmo.

Y la increíble representación del templo Yakushi-ji de Nara, cuyo espectáculo de luces se robó el festival.

Como todo festival, había sección de comida y bebidas. Donde probamos un mojito caliente, vino caliente, sake caliente y todo lo que se pudiera caliente. A lo largo del parque había docenas de figuras de nieve, estuvimos paseando casi doce horas con muchísimo frío. Nos subimos a la antena de televisión que se encuentra al final del parque para poder dar una dimensión de lo que estábamos recorriendo. Valió la pena todo lo que pasamos por estar aquí.

En el paseo por la zona pasamos por algunos puntos obligatorios de Sapporo y bebimos un cocktail en un vaso de hielo. Esto es para darse una idea del frío. Normalmente estos “vasos” te los dan en bares temáticos donde la temperatura es controlada, aquí estábamos en la calle, el vaso, las sillas, la barra y las mesas del bar eran de hielo.

#pinchefrio

¿Mencioné que hacía muuuucho frío?

Como a eso de las diez de la noche llegamos a nuestra casa a descansar, meternos en las cobijas y no movernos durante un par de horas, no sin antes detenernos en Susukino para ver detenidamente las obras en hielo con su iluminación nocturna.

img-20180208-wa00021795280913.jpg

img-20180208-wa00012055479535.jpg

Al siguiente día salía nuestro vuelo a Corea, con un poco de nostalgia aprovechamos nuestros últimos momentos en Sapporo para ver un espectáculo de snowboarding. Aproximadamente una hora y media de adolescentes saltando.

El tiempo se agotaba y nos acercamos al aeropuerto. Poco después de que nuestro vuelo despegará comenzaba a atardecer.

Hace 22 días llegamos a Japón al amanecer, con el sol naciendo, y ahora, nos vamos con este hermoso atardecer.

IMG_20180207_173350417

Parecería como si lleváramos un largo día en estas tierras en medio del océano con un pasado enorme, un presente asombroso y un futuro prometedor. Un día lleno de enseñanzas, un día en el que aprendí mucho, un día que me enseñó a concentrarme en el presente, un día que siempre vivirá en mi pasado, un día que me hace emocionarme del futuro.

Gracias Japón. ¡Ha sido un magnífico día!

間もなく Korea. [Algo así como próxima estación Corea]

#Japon #Sonbienvagos #asia90d #viajandoando #yanosvamos #byebyeJapon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s