Tiempo perdido

Dale la espalda al tiempo

que me roba tu sonrisa.

¡Escápate!,

 Corre del pasado,

 corre hacia mis brazos.

Cierra la puerta,

que el reloj se quede afuera,

que la vida se suspenda

que te quiera y que me quieras.

Recógete la melena,

esconde tus arrugas,

que la muerte no las vea.

Hay que perder el tiempo,

pero muy bien.

No vaya a ser que nos encuentre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s