Kanazawa / Shirakawa-gō. Un paseo por la nieve.

LaLa última noche en Kioto tomamos la decisión de nuestro siguiente destino. En nuestro mapa/lista de deseos teníamos 16 destinos marcados en Japón. Siendo serios sabíamos que no podríamos acercarnos a todos. Cuando estábamos en Kamakura, muy cerquita estaba una etiqueta en nuestro mapa: Kanazawa. Desafortunadamente nos dimos cuenta que habíamos marcado el Kanazawa incorrecto, y el real, estaba lejos. Por eso desistimos y cambiamos de destino; pero ya en Kioto la cosa cambiaba. Gracias al tren bala estábamos a solo dos hrs y media de uno de nuestros destinos deseo y además también vimos que a solo 75 minutos en bus de Kanazawa estaba otra de nuestras etiquetas: Shirakawa-gō. Las cosas se comenzaban a acomodar.

Una vez tomada la decisión pasamos a la estación a intercambiar nuestro boleto a Kanazawa. Teníamos que salir a las 10:09 y Sandy bromeó con la puntualidad japonesa.

Diez nueve, ni un minuto después.

10:10, siguiente día, estación de tren de Kioto.

Creo que ya valió madre.

Recapitulemos.

Nos levantamos temprano para no llegar tarde, Sandy salió a correr, yo me quedé en nuestro hogar temporal guardando mis cosas. Al volver, Sandy me dijo que había algunas partes resbalosas porque había comenzado a nevar. Desayunamos y salimos a la estación 25 minutos antes de la hora de nuestro Thunderbird.

El tren local que teníamos que tomar para llegar a el de alta velocidad tardo 15 minutos en llegar.

A las 10:09 estábamos pasando justo por el andén donde teníamos que abordar, pero no sabíamos que ese era, así que a las 10:11 estábamos preguntando en informes si nos podían emitir otro pase.

Evento desafortunado 1.

Al parecer, la noche anterior había estado nevando bastante fuerte en los alrededores provocando que nuestro tren local se retrasara unos minutos y nos hiciera llegar un minuto tarde a la estación.

Explicamos la situación a la chica que atendía informes del tren quien nos indicó que si corríamos podríamos alcanzar otro tren en diferente andén pero con la misma velocidad. Así que, corrimos y llegamos al andén que nos dijo. Al llegar ahí, vimos un tren que sinceramente no parecía de alta velocidad. Entre nuestras dudas escuchamos la voz de la chica a nuestras espaldas quien nos había seguido corriendo.

El tren cambio de andén, acompañenme.

Esta parte de la historia no me queda muy clara.

La chica nos lleva nuevamente a emisión de tickets y nos da dos tickets.

Kioto – Tokio

Tokio – Kanazawa

Nos dice que se ha cancelado la ruta directa a Kanazawa y que es la única manera de llegar. Entonces como para echar sal a la herida le preguntamos si el tren que habíamos perdido sí había logrado salir y nos dijo que no sabía… Creo que fue para que no nos sintiérmos mal.

Duración inicial del viaje 2:30 hrs – Nueva agenda 5:30 hrs (tres horas más)

Evento desafortunado 2.

Ya de camino a Tokio los paisajes eran blancos. El tren no parecía ir tan rápido y no dejaban de dar informes en japonés en los altavoces del tren, pero nosotros estábamos disfrutando el camino. Ya estábamos mentalizados a llegar a las tres y media de la tarde a Kanazawa en vez de medio día como era el plan. Por lo menos podíamos descansar un poco las piernas en el tren. Estos días habían estado muy pesados.

Tristemente, cuando llegamos a Tokio  ya habíamos perdido nuestra conexión.

NIEVE 2 – 0 CHILANGOS

Hora de llegada a Kanazawa:

17:30 hrs.

Duración del viaje.

7 hrs 15 minutos.

 

Kanazawa.

Nieve. Lo primero que pensé fue, ¡Cuánta nieve!

Apesar que todo el camino vimos nieve, llegar a un lugar completamente blanco y con copos cayendo como mentadas a un político es algo impresionante. Caminamos a nuestro hogar temporal y comprobé la poca efectividad de mi calzado cayendo en un charco/nieve. ¡Qué frío, joder!

Nos acomodamos, cambie tenis y calcetines y salimos a buscar cena.

El dia se había ido, pero el humor no, de camino en la búsqueda aprovechamos para hacer una pelea de bolas de nieve y tontear como niños pequeños.

De regreso en el hogar decidimos guardarnos temprano para aprovechar el siguiente día. Parecería que fue un día perdido pero el tiempo no se pierde, se invierte.

Despertamos, vimos que seguía nevando y hacia muchísimo frío.  Fuimos nuevamente a la estación central por nuestro mapa, ya estábamos resignados a caminar bajo la nieve todo el día cuando (porque Buda aprieta, pero no ahorca) nos dijeron que nuestro pase de tren incluía un autobús que recorre todos los puntos turísticos de la ciudad

Imagine música triunfal aqui

Por fin Buda se estaba poniendo al nivel de la situación.

Con el autobús a nuestro favor hicimos una pequeña revisión y marcamos los lugares a visitar.

Oyama Jinja Shrine

Un pequeño santuario sintoista congelado, cuenta con un lago artificial y un jardín que con la vista invernal nos hicieron pasar un gran rato. Afuera del santuario vimos un reportero japonés en shorts.

Porque sí. Es Japón.

Barrio Samurai Nagamachi

Otro encanto de la ciudad es que cuenta con un barrio donde vivieron Samurais. Se encuentra muy bien conservado e incluso tuvimos la oportunidad de entrar en una casa de estos guerreros que no vivían nada mal.

Es una buena oportunidad para, además de visitar este fotogénico lugar, entender el tipo de vida que tenían los Samurai.

Jardín Kenrokuen.

Según leímos en varios lugares este jardín es considerado uno de los tres más bellos de Japón.

¿Porque ir a un jardín en invierno? Chequen lo que pudimos ver. El recorrido completo del jardín nos llevó una media hora de paisajes nevados impresionantes

Castillo de Kanazawa

A un lado del jardín se encuentra el castillo de Kanazawa, donde es posible entrar a apreciar una de las reconstrucciones más documentadas que he visto. La parte donde se puede acceder del castillo fue vuelta a hacer en 2001 con la misma tecnología y técnicas que se utilizaron en 1800 para su elaboración original.

Además de ser un gran refugio para la tormenta de nieve que estaba cayendo afuera, el castillo tiene unas impresionantes naves de madera y muestra en pantallas las técnicas de construcción.

Distrito de Geisha Higashi Chaya

A pesar de no contar con el renombre y el glamour de Kyoto, Kanazawa cuenta con un hermoso distrito de Geishas, el cual visitamos después de degustar cerveza en un local que tenía su propia fábrica y cada día ofrecen variedades distintas, un pequeño bar a un par de calles de Higashi Chaya.

Cuando estén en Kanazawa pasen a probar una cerveza local. Los camareros son muy amables.

http://www.orientalbrewing.com/higashiyama/

Nuestro día terminó tomando una bebida caliente de máquina, no sé si fue el frío pero me supo genial. Todo listo para el siguiente día ir a Shirakawa-gō.

Shirakawa-gō.

Mucho habíamos leído de las aldeas tradicionales japonesas y de que podías dormir ahí. No estaba seguro de que fuera una buena idea ir. Teníamos boleto de ida, pero no de vuelta, no había hospedaje y yo sinceramente pensaba en que nos podíamos quedar atrapados en la montaña sin lugar donde dormir. No sé porqué una imagen de Jack Nicholson me rondaba la mente.

Pero como la vida es muy corta y Sandy muy persuasiva nos dirigimos a Shirakawa-gō.

Una hora y media después de haber salido de Kanazawa estábamos en la aldea tradicional en medio de las montañas. Debo decir que es una experiencia que no debe faltar en el haber de sus tesoros viajeros.

Mi miedo se disipó cuando bajando del autobus compramos un boleto a Takayama, desde ese momento mi mente se centraba en dos cosas. Disfrutar el blanco paisaje y no morir congelado.

Creo ni siquiera en Rusia había visto tanta nieve. Los paisajes son increíbles, no me alcanzan las palabras para describir la maravillosa experiencia, porque es algo que se debe ver. Deben estar ahí.

Al salir de Shirakawa-gō pensaba en como nuestras huellas se quedaron marcadas en la nieve y aquella aldea en nuestra mente. En mis recuerdos siempre vivirá esa aldea japonesa pero nuestra vida es como aquellas huellas, debemos ser conscientes cuando  estamos de pie sobre ellas  porque si nos distraemos el tiempo las borrará y será demasiado tarde cuando queramos encontrarlas.

Bajando de aquella sublime, blanca y congelante experiencia ya sabíamos nuestro siguiente destino: Nara. Esperemos que este viaje siga siendo tan maravilloso.

Chris

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s